Recomendaciones para elegir los cojines perfectos para tu sofá

El sofá es el protagonista del living, y cuando ingresamos al espacio acapara todas las miradas, ya sea por su color, la comodidad, su diseño, el tamaño, la textura, etcétera.

Y los cojines son el complemento que está dentro de ese campo visual, y depende mucho del sofá.

Por eso te compartimos algunas ideas de cojines, dependiendo del color de tu sofá:

 

EN UN SOFÁ BLANCO

El sofá blanco es el gran comodín ya que permite que se pueda dar un toque de color casi con cualquier tonalidad cromática y estampado.

Todo combina a la perfección y, además, se verá mucho más resaltado.

De todos modos, es importante contemplar el resto de la habitación para que se encuentre el espacio en armonía.

 

EN UN SOFÁ DE COLOR BEIGE

Con colores como el beige o el piedra suave, ocurre igual que con el blanco.

Son colores neutros que combinan bien con cualquier otro color, se les puede añadir un tono más atrevido para contrastar: fresa, mostaza, naranja o azul Klein.

 

EN UN SOFÁ OSCURO

En los sofás oscuros, ya sean azules o grises, se puede jugar a “iluminar” el conjunto con algunos tonos más vivos, como el amarillo mostaza, el fucsia o de contraste como el mint, los rosas, que siguen estando muy de moda…

 

EN UN SOFÁ DE COLOR GRIS

Es el color por excelencia, uno de los preferidos hoy por hoy para el sofá, abanderado del estilo nórdico, por su mantenimiento sufrido y por su facilidad para amoldarse a cualquier estilo decorativo, sea cual sea la intensidad del tono gris del sofá.

Al ser un color neutro, acepta bien muchos colores y motivos. Una buena opción sería hacer una composición con cojines de tonalidades fresa, mostaza, celestes, naranja…


 

EN UN SOFÁ DE COLOR VERDE

El sofá verde ya se posiciona como tendencia, y si es un verde vivo, los cojines pueden ir en la misma gama que los del sofá, pero en tonos más claros o jugando con estampados.

EN UN SOFÁ ESTAMPADO

En ese caso el sofá pide cojines lisos y texturas, aunque podría ir algún estampado, siempre y cuando tenga exactamente la misma gama de color que la del sofá.

EN UN SOFÁ TURQUESA

El color turquesa en un mueble como un sofá, aporta un soplo refrescante al espacio, recomendamos colores claros o cojines explosivos de estampados.

EN UN SOFÁ AMARILLO O ROJO

Un sofá amarillo vendría a buscar los mismos efectos que el rojo en cuanto a protagonismo visual. Resulta atrevido, desafiante y en ese punto el negro es un gran aliado para los cojines también los grises o en caso de buscar algo más atrevido los estampados y/o con dibujos llamativos.

 

 

Fuente: https://www.elmueble.com/

no-sabes-como-decorar-la-pared-de-tu-sofa-v2

¿No sabes cómo decorar la pared de tu sofá?

En Urumobil sabemos que el sillón es el protagonista del living, pero también la pared que acompaña, por eso a continuación te compartiremos algunos ejemplos e ideas, que puedes aplicar en la decoración de tu hogar.

Una pared en formato

 

En este ejemplo, el sillón y el cuadro se acaparan la atención, ya que forman una idea íntegra.

Lo importante de este caso es colocar un cuadro que corresponda con la decoración y estilo del espacio. Tiene que destacar, pero no desentonar.

El arte en colores claros, neutros o blanco y negro, son una gran alternativas. Y su marco debe de ser sencillo.

 

Una pared doble

Es una idea simple y funcional.

La idea es utilizar cuadros altos para obtener una sensación de verticalidad y altura.

El arte natural o vintage, es una buena opción para esta decoración.

 

Una pared triple

En este ejemplo decorativo se utilizan tres cuadros prácticamente idénticos, que pueden o no estar conectados, a una misma distancia entre sí.

Esta decoración da la sensación de orden y armonía. Es importante que estén colocados a una distancia exacta, sin sobresalir de los lados del sofá.

 

Una pared de memorias

Una muy buena opción es decorar la pared del sillón con fotografías.

Es elegante, personal, y muy hogareño.

En este caso aplicar un mismo marco y color en las fotografías le daría la armonía que necesita.

 

Una pared de láminas

Esta opción trata de combinar diferentes láminas, dibujos y retratos enmarcados, de manera asimétrica y en diferentes tamaños. Para su composición, es importante que las fotos más grandes estén en los extremos y las medianas y pequeñas organizadas en el centro.

Los colores aplicados se integrarán con la decoración de los almohadones y del sofá.

 

Una pared reflectora  

Aplicar espejos es una apuesta que nunca falla, ya que brinda profundidad y sensación de luz y espacio.

Recuerda siempre en contemplar cuales espacios se van a ver reflejados en los mismos.

 

Recuerda que lo más importante de decorar un espacio tan personal y propio es que sea cómodo a tus intereses, estilo y cotidianeidad.

Y siempre que quieras renovar el sofá puedes consultarnos al respecto.

como-limpiar-un-sofa

¿Cómo limpiar un sofá de tela con bicarbonato y vinagre?

A medida que pasa el tiempo es importante realizar una limpieza a tus muebles que te permita refrescar y asear a profundidad las telas de cualquier sucio o residuo que pueda haber.

Lo primero que haces al pensar en limpiar tus muebles, es ir al supermercado y comprar productos comerciales o que hayas visto en alguna publicidad, pero olvidas que tienes a mano otros productos de menor coste, caseros y cuyas ventajas no pierde vigencia. Hablamos de los dos productos infalibles de limpieza: vinagre blanco y bicarbonato.

A continuación te recordamos algunos trucos para quitar manchas indeseables en tus espacios y los mantengas a punto.

 

Limpiar un sofá con vinagre y bicarbonato. Paso a paso

En caso de que te preguntes cómo limpiar un sofá con vinagre es importante destacar que no se trata de aplicar el vinagre directamente en las telas, sino que lo que debes hacer es:

  • Preparar una solución en la que incorpores, aproximadamente, en un litro de agua tibia más un vaso de vinagre y una cucharadita de bicarbonato.
  • Usa un paño adecuado (que no manche) y humedece con la solución que preparaste previamente sin saturarlo de líquido.
  • Aplica en las manchas empleando movimientos circulares.
  • Después de hacer énfasis en los lugares en donde las manchas sean evidentes, repasa todo el mueble para evitar que se vean diferencias.

 

Otros trucos caseros para limpiar un sofá de tela

  • No dejes que la mancha se seque o que pase mucho tiempo luego de haber ensuciado o derramando, si dejas que la mancha se seque sola será más difícil de eliminar.
  • Cada líquido tiene otro que lo puede contrarrestar, así que si se trata de una mancha de café, vino o jugo de naranja, te comentamos que la sal granulada o un poco de limón pueden eliminar la mancha.
  • Emplea agua abundante aunque limpies en seco, así diluirás al máximo la mancha y evitarás que se haga grande.
  • No uses nunca jabón del cuerpo, aunque sepas que su PH es neutro.
  • Si deseas eliminar marcas de tinta emplea alcohol médico.
  • Para eliminar las machas de grasa debes aplicar una cantidad de bicarbonato en estado puro sobre el área afectada y esperar a que actúe y absorba la grasa.
  • Por último, trata de hacer una limpieza de mantenimiento una vez a la semana para que las manchas no se acumulen, y luego una más profunda una vez al mes.

 

¿Cómo lavar sillones al seco?

En primer lugar, lo más recomendable es aspirar la tela para eliminar residuos, migas y otro tipo de suciedad que se acumula producto del uso del mueble.

Además, limpiar sofá con bicarbonato puede convertirse en uno de tus mejores aliados por su efectividad al momento eliminar bacterias y para neutralizar olores (ideal si tienes mascotas).

En el mercado existe una amplia gama de productos que sirven para limpiar al seco, y se trata de una especie de spray que al aplicarlo en la zona afectada actúa generando una espuma que luego se remueve al igual que las áreas que antes estaban sucias.

En este caso debes buscar concretamente las indicaciones del tipo de tela o material de tus sillones para saber si en conveniente la aplicación o no.

Del mismo modo, es importante tener en cuenta la gama de color a la que corresponde la tela del mueble, ya que hay colores más delicados o visibles que otros, como el blanco y otras tonalidades claras como el beige, y si no sabes cómo limpiar un sofá de tela beige te recomendamos usar un jabón con PH neutro para la ropa.

 

¿Y cómo limpiar un sofá de piel?

Para muchos existe la falsa creencia de que necesitan más cuidado, pero te ofrecemos un secreto infalible en caso de que tu sofá sea de este estilo, y es que:

  • Lo primero que debes hacer en limpiar con un trapo apenas humedecido con agua, para eliminar el polvo y otros residuos.
  • Con un paño seco humedece un poco con aceite de oliva o crema para el cuerpo común para hidratara el mueble, ¡Sí! El secreto con este material es que por ser de piel se debe procurar mantenerlo lejos de la resequedad porque esto lo agrietaría poco a poco con el paso del tiempo haciéndole perder su color y textura original.

Y si lo que quieres es eliminar rastros de humedad y moho en este tipo de muebles debes preparar una solución a parte iguales de agua fría y alcohol médico para mantener a raya a todos los ácaros.